Como escoger redes sociales que beneficiaron tu negocio?


Como escoger redes sociales que beneficiaron tu negocio?

    El boom en que se han convertido las redes en nuestros días, ha abierto un sin número de oportunidades de negocio. Tanto es así, que la empresa que no tenga presencia en ellas es prácticamente invisible; con todas las implicaciones de rentabilidad que esta condición acarrea.

 Hoy por hoy, ninguna empresa puede permitirse estar ausente de las redes sociales; ya que sus distintas plataformas son imprescindibles si lo que se busca es: Posicionar una marca,  tener una comunicación directa con los clientes actuales y los potenciales o, también,  mantener a sus seguidores al tanto de las ofertas y  novedades.

 Ahora bien, es oportuno considerar que no es prudente mantener una cuenta en toda red social que aparezca, o intentar mantenerse activos en cada una de ellas; ya que cada plataforma es distinta y tiene audiencias heterogéneas y objetivos específicos.

La selección de una red social, debe ser parte de la estrategia de marketing:    

 La escogencia de la red social a la que se va a acoger una empresa, debe atender a una serie de consideraciones a evaluar para tomar la decisión correcta y ocasionar un impacto positivo en las estrategias de marketing. Los aspectos a atender, son los siguientes:

1.- Ten en cuenta cuál es tu nicho:

 Esto es fundamental, ya que te permitirá  descartar aquellas redes sociales que no guarden relación con aquello que vendes, o con quienes se lo vendes. Un claro ejemplo lo constituiría el hecho de que si tu negocio está focalizado hacia una población de personas mayores a los 30 años, lógicamente tu elección no sería Snapchat.

    Ahora bien, la estrategia de marketing ya debe haber determinado cuáles son los hábitos del nicho y así identificar en cual red la empresa podría tener más éxito.

 Por ejemplo, si tu nicho tiene el hábito de buscar información o expresarse en pocas palabras, Twitter podría ser tu mejor opción.

2.- Escoge la red que más se adapte a tu propuesta de mercadeo:

 Si quieres que tu empresa se promocione con mucho contenido multimedia, según sea tu nicho y tu estrategia de mercadeo, entonces youtube o Instagram podrían ser tu mejor elección.

 No solo se debe tomar en cuenta cuales son las redes que frecuenta tu nicho, sino también la forma cómo vas a interactuar con él; cuando tengas esto definido, ya estarás en condiciones de poder escoger las redes en las que hará vida tu negocio.

  En las redes sociales hay opciones para todo. El community manager debe tener la capacidad de evaluar cada aspecto aprovechable de las mismas para poder tener un mejor criterio de selección.

3.- Cuando poco es más:

 No tiene relevancia en lo que a mercadeo se refiere, tener creado perfiles en cuanta red social exista; porque en este aspecto la calidad es mejor que la cantidad. El impacto en las redes requiere de mucha intervención y de interactuar con los seguidores, lo que se hace muy desgastador  hacerlo para diversas redes.  

 Tener diversos perfiles y tenerlos abandonados, es más bien perjudicial y mal posiciona a la empresa; por no atender las consultas o demandas de información de su audiencia.

4.- Hay que tener compromiso con la red:

 El único responsable porque se mantenga viva la imagen de tu empresa en la red social que eres tú. El community manager de la misma no debe solamente abocarse a la creación de contenido, sino a intercambiar opiniones y tendencias con los seguidores.

 Esto crea compromiso de la audiencia hacia la empresa y probablemente será su primera opción, cuando decida adquirir el producto.

5.- Evalúa si es mejor invertir en una red social que en una página web:

 Si estas apostando a consolidar la imagen de tu empresa en las redes sociales, es hora de que evalúes si vale la pena seguir invirtiendo en el mantenimiento de una página web, o dirigir esos recursos hacia la presencia en las redes.

 El gasto de las redes sociales es casi nulo, pero debe mantenerse sumamente activa para lograr la motivación en ella de tus seguidores.

 Esto, de por sí, ya les da una amplia ventaja a las redes sociales sobre las páginas web.

 Claro está, que dependiendo nuevamente del nicho y del tamaño de tu empresa, podrían considerarse mantener activas ambas opciones.